NOTICIAS


Una injusticia en Sevilla
Adrián Manuel Moreno ingresará en prisión dentro de dos semanas por haber robado en 2008 una bicicleta del servicio público de préstamo de Sevilla,  cuando tenía 18 años (hace siete años). El juez le impuso una cadena de seis meses de prisión. Tenía una pareja estable, un hijo de dos años, un bebé de ocho meses y un trabajo de camarero. Era un delincuente primario con una edad muy joven e incluso fue acompañado de un menor que asumió toda la culpa.
              
La policía viene al barrio Vasco De Gama
La semana pasada, la policía fue al piso nº 118 de la calle Vasco De Gama. Fueron a detener a un hombre que había cometido varios robos. Empezaron a amenazarle y también a arrastrarle por las escaleras. Los vecinos de aquel piso se quedaron atónitos y dijeron que llamarían a la policía (sin saber que ellos mismos lo eran) Pero al final, el hombre fue arrestado y aún no se le ha puesto condena. Sin duda, fue el peor día para los vecinos y para aquel barrio de Sevilla
LA PELEA
 Eso fue en Hytasa en una tienda de un hombre chino llamado Yodan. En esa pelea un marroquí y un chino se pelearon. Porque al principio un chino de menor de 16 años empezó a vigilar al marroquí allá a donde iba y el marroquí se enfado mucho e intentó pegarle y su hermano se fue a defenderlo, y se armo una pelea. Los que estban fuera llamaron a la policía. Cuando vino la policía, todo se calmo, pero el problema fue que el chino salió herido.



ROBO EN UN BAR.

Viernes 12 de Octubre, era un día normal, unos niños estaban paseando tranquilamente. Cuando vieron que un hombre entró en el bar, ellos también entraron porque siempre suelen beber ahí. Cuando estaban dentro el hombre sacó un cuchillo y amenazó al camarero para que le diese todo el dinero de la caja registradora, ellos se hicieron los locos como si no hubieran visto nada y cuando el camarero le dio el dinero el atracador salió corriendo pero lo que no sabía era que fuera estaba la policía porque otra persona la llamó, fue detenido y los niños pudieron seguir su día como uno cualquiera­.


EL HOMBRE QUE SE DESMAYÓ

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario